Proyecciones, nuestros espejos

Proyecciones, nuestros espejos.

Cómo la Vida te habla a través de las personas

En una sala de cine tú miras la pantalla, nunca miras hacia atrás. El proyector está detrás. La película no está verdaderamente en la pantalla; es sólo una proyección de sombras y luces. La película existe solamente en la parte de atrás, pero tú nunca miras eso, y el proyector está ahí. Tu mente está detrás de todas las cosas, la mente es el proyector; pero tú siempre miras al otro, porque el otro es la pantalla. Cuando estás enamorado, la persona parece hermosa, no hay comparación. Cuando odias, la misma persona parece ser la más fea y nunca te vuelves consciente de cómo la misma persona puede ser lo más feo y también lo más hermoso... Así que la única forma de alcanzar la verdad consiste en aprender cómo ser inmediato en tu visión, cómo desechar la ayuda de la mente. Esta colaboración de la mente es el problema, porque la mente sólo puede crear sueños... Debido a tu excitación, el sueño empieza a aparecer como realidad. Si está demasiado excitado, entonces te intoxicas. Entonces cualquier cosa que veas va a ser tu proyección... y hay tantos mundos como mentes, porque cada mente vive en su propio mundo.

Podemos estar uno frente al otro y, aún así no ser capaces de vernos el uno al otro claramente. Cada cual ha proyectado una imagen que ha construido en su mente, cubriendo el verdadero rostro de la persona que está mirando. Todos nosotros podemos quedarnos atrapados en la proyección de películas hechas por nosotros mismos, sobre las situaciones y las personas que nos rodean. Esto se produce cuando no somos totalmente conscientes de nuestras propias expectativas, deseos y juicios. En vez de responsabilizarnos por ellos y hacerla nuestra, tratamos de atribuirla a los demás. Una proyección puede ser diabólica o divina, perturbadora o confortante, pero al fin y al cabo es una proyección: una nube que nos impide ver la realidad tal como es. La única salida consiste en reconocer el juego. Cuando encuentres que surge un juicio respecto a otro, dale la vuelta: ¿No se refiere a ti, realmente, lo que ves en otros? ¿Es clara tu visión, o está encubierta por lo que quieres ver?

Osho

 

 

 

 

Imprimir Correo electrónico

Recibe nuestras Noticias

Introduce tu nombre y email recibirás artículos, ejercicios y nuestras actividades. :O)
Estoy de acuerdo con el Términos y Condiciones
We use cookies

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.