¿Dónde se manifiestan los dolores emocionales como la rabia, el miedo, la culpa y la tristeza?

¿Dónde se manifiestan los dolores emocionales como la rabia, el miedo, la culpa y la tristeza?

Cuando no sabemos o no somos capaces de expresar como nos sentimos o qué nos agustina, nuestro cuerpo se encarga de expresarlo a través de dolencias y mal estar.

Muchos hemos experimentado dolores de cabeza en esos días en el que no paramos de darle vueltas a algo que no sabemos como resolver o dolores de estómago cuando ha sucedido algo que nos provoca angustia y no sabemos o rechazamos alimentarnos de eso.

Un dolor en el cuerpo se manifiesta cuando hemos reprimido emociones, cuando hay cosas a las que les estamos diciendo que No, cuando no nos estamos permitiendo sentir o expresar. Y esas emociones dentro se transforman en una dolencia o una enfermedad.

El dolor físico siempre está ligado a un dolor emocional reprimido

Desde el punto de vista energético, la energía contenida en la emoción reprimida quedará bloqueada en nuestra mente afectando una parte de nuestro cuerpo dependiendo del tipo de emoción. Esto lo que provocará el dolor e incluso posteriormente, la enfermedad.

Y como no hay una sola manera de que las emociones impacten en nuestro cuerpo, veremos algunos ejemplos de cómo ciertas emociones podrían ser sentidas y localizadas en cada uno de nosotros.

- Rabia: ataques de calor o irritación en la piel. También puede manifestarse a través de tensión muscular, aceleración del ritmo cardíaco, mandíbulas y puños cerrados, respiración irregular o rápida, y una sensación de martilleo en los oídos.

Se puede sentir en la espalda, entre los omóplatos y en la parte baja del cuello. También en la mandíbula.

- Miedo: el miedo puede expresarse con un nudo en el estómago o en el pecho, calambres, sensación de frío, temblores, debilidad o vértigo.

El síndrome del intestino irritable, las úlceras de estómago, indigestiones y náuseas o también signos de que el cuerpo tiene un miedo contenido del que no ha podido desprenderse.

- Culpa: sensación de agobio que sofoca, con una irreprensible necesidad de huir. Pueden experimentarse dificultades para respirar y un peso en el pecho similar a una opresión.

- Celos: los celos pueden contener emociones como el miedo, la humillación y la rabia

Podemos sentir frío, un nudo en el estómago y una opresión en el pecho o también una sensación de calor como cuando nos sentimos enfadados.

- Rabia y odio: Estos sentimientos se manifiestan a menudo a nivel intestinal y estomacal. El ardor de estómago se trata de rabia no expresada.

La medicina china considera al estómago y a los intestinos como “el cerebro de las emociones” y los malestares en estos órganos aparecen cuando no logramos “digerir” las emociones.

- Tristeza: se siente en pecho, y se desplaza hacia arriba a través de la garganta y de los ojos para luego manifestarse a través de las lágrimas. También se manifiesta en resfriados.

El Dr. Freud a parte del Psicoanálisis era neurólogo y se dedicó a estudiar en profundidad, cómo la palabra y la expresión de lo que nos pasa se convierten en un elemento sanador.

Las emociones que no se expresan se manifiestan en en diferentes partes de nuestro cuerpo.

En nuestro cuerpo se quedan registrados todos los acontecimientos que vivimos.

Si estamos mal y estamos negativos, nos sentimos enfermos y cuando estamos bien y somos felices, tenemos la sensación de poder enfrentarlo todo.

Más emociones y el cuerpo

- El pánico, puede provocar diarreas.

- No encontrar un lugar en dónde ubicarnos, puede provocar infecciones urinarias.

- Cuando no queremos escuchar pueden surgir las otitis o dolores de oídos.

- Cuando no nos atrevemos a decir algo, aparecen las anginas o dolores de garganta.

- El miedo a los cambios o a la falta de dinero, provoca dolores lumbares.

- La intransigencia y la dureza, provoca dolores cervicales y rigidez en la nuca.

- Asumir demasiadas responsabilidades, provoca dolores de hombros, sensación de peso en la espalda.

- Miedo al futuro o dificultades para seguir avanzando, están relacionados con dolores en las piernas, los pies y los tobillos.

- Las dudas y la incertidumbre, generan dolores de cabeza.

- La insatisfacción y la sensación de no ser comprendido, además de “acumular” tristezas, genera aumento de peso porque intentamos buscar la satisfacción a partir de la comida.

Si tienes algún síntoma en tu cuerpo piensa en cuando apareció el dolor por primera vez y piensa que acontecimientos pasaron a la misma vez en tu vida. Recuerda que sucedió y como te sentiste... y esta vez permítete expresarlos, sin miedo.. date permiso!

 

Sonia Campos Magallanes

 

Consultas individuales - Informate AQUI

 presenciales o por Internet a través de Skype

 Tu alma te guía, y los síntomas que tenemos son un mensaje que indica que te estás resistiendo, de alguna forma, a tu propósito en la vida. Es un enfoque hacia la salud y un arte para escuchar lo que la vida te pone delante en cada momento.

Si estás interesado ponte en contacto conmigo a través:
  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  o al tlf/WhatsApp 660 094 650

Gracias de corazón

Imprimir