Identifica tus Pensamientos

Nos han pasado en la vida cosas buenas y cosas malas, pero por alguna razón se han ido quedando dentro los pensamientos negativos y  hasta puede llegar el momento en el que  todo lo que nos hubiera ocurrido fuera malo.
Si te pregunto. ¿Qué estás pensando ahora mismo? ¿Es positivo o negativo?

Sea lo que sea que estés pensando. ¿Qué me dirías? Pregúntatelo!  Tómate unos segundos.
Los pensamientos que tenemos le dan  pinceladas a  nuestro futuro, a las cosas que vamos a vivir. El enfoque que tú le vas a dar. Ser consciente de los pensamientos que tenemos es importante porque ahora tú decides qué pensar. ¿Cómo quieres que sean las pinceladas de los acontecimientos que vas a vivir? ¿Con enfoque, negativo o positivo?
No somos conscientes de los pensamientos negativos que tenemos durante el día, pero si hacemos el simple ejercicio de apuntar en un papel cada vez que nos viene un pensamiento negativo, nos vamos a sorprender en solo un par de horas podemos apuntar muchos pensamientos negativos. Relacionados con el trabajo, con la familia, con la sociedad, con nuestros amigos, con nosotros mismos, cosas que no nos parecen justas! Y esta manera de pensar nos va a limitar a  vivir y sentir los acontecimientos de la vida  como son, los viviremos y sentiremos a través del cristal por el cual estamos mirando en ese momento.

Vivir de esta manera, dejándote llevar por los pensamientos negativos te pueden agotar, dejar sin motivación, tener menos alegría. Afectará a familia, a la pareja, cada vez te reirás menos, te disgustarás más. Y a la salud también nos afecta, con dolores de cabeza, ulcera, tensiones en los músculos. Pensar tanto y darle vueltas, buscando culpables, quejándote, hace que te quedes paralizado y que no tomes acción en tu vida. Recuerda que para que las cosas cambien, tienes que hacer cosas diferentes, se necesita acción. La vida siempre está avanzando, avanza con ella.
A veces las cosas no salen como a nosotros nos gustaría que saliesen, eso no significa que estén mal, de todas las experiencias que vivimos, aprendemos, nos hacen crecer. No podemos dejar que la negatividad domine nuestra vida. ¿Hacia dónde quieres crecer?

“Un minuto con un pensamiento negativo deja el sistema inmunitario en una situación delicada durante horas. La  sensación de agobio puede lesionar neuronas de la memoria y del aprendizaje

Pueden afectar en varias áreas de tu vida. Te puede afectar en la familia, puedes perder el entusiasmo, y la relación con la familia es algo que hay que alimentar. Observa lo que piensas, ¿Cómo quieres alimentar la relación con la familia?
En el trabajo es mucho más difícil prosperar si siempre estamos pensando de forma negativa, no veremos las oportunidades y posibilidades que tenemos pensando de esta manera aunque las tengamos delante.
En el entorno social,  pensar así hace que tener una actitud antisocial.

Fíjate si criticas, a tus amigos, a los compañeros de trabajo, a la familia…Y la próxima vez que te veas tentado a criticar pregúntate ¿porqué pienso eso de mi mismo? Identifícate con lo que criticas, normalmente criticamos aspectos de los demás que no nos gustan de nosotros mismos. Ya verás como empiezas a cambiar la manera de relacionarte con el entorno social. Porque las críticas te van aislando. Y tomar conciencia de esto hace que tomes conciencia de ti mismo.

“Cuando me veo tentada criticar,  para mi es una oportunidad de conocerme más, veo aspectos en mi vida en lo que tengo que prestar atención,  doy las gracias a todos los espejos que hacen que vea mi cara reflejada y me dan  la oportunidad de limpiarla”


El exterior es un reflejo de lo interior, si no te gusta lo que ves en los demás es una gran oportunidad de conocerte más, pero en cada momento tú decides, si quedarte mirando el exterior, o mirar dentro de ti.
 

Sonia Campos Magallanes

Imprimir Correo electrónico

Recibe nuestras Noticias

Introduce tu nombre y email recibirás artículos, ejercicios y nuestras actividades. :O)
Estoy de acuerdo con el Términos y Condiciones
We use cookies

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.