NATURALEZA Y SALUD VAN DE LA MANO

NATURALEZA Y SALUD VAN DE LA MANO

Estar en contacto con la naturaleza es beneficioso para la salud y nos proporciona bienestar físico, mental y emocional.

El intercambio de aire, luz y calor renueva nuestras estructuras internas y nos facilita la vida. Abrir nuestro espacio físico, mental y espiritual a la naturaleza nos da un respiro, un descanso sereno, abre nuestros sentidos, nos ayuda a revitalizarnos, y todo junto nos permite vivir mejor.

Sal y relacionarte con la naturaleza, que siempre está ahí para echarnos una mano. Te ayudará a permanecer abierta tanto a lo que ocurre en tu interior como a todo lo que ocurre en el exterior...desde una mente tranquila y serena...

La Naturaleza siempre nos acepta, no nos pide nada, nos acepta tal y como somos. En contacto con la naturaleza nos sentimos más libres y nos ”permitimos ser como somos” y este es uno de los efectos psicológicos más curativos.

Es una fuente de inspiración, te aleja de la rutina y eso hace que se estimulen sus sentidos liberando la creatividad. Estamos más inspirados.

Te ayuda a tomar distancia y te ayuda a reconciliarte con tu cuerpo, tu mente y tus emociones.

Nos proporciona un estado de conciencia más saludable porque estar en contacto con la naturaleza modifica el modo en que funciona la mente.

Conectar con la naturaleza en estos momentos es un remedio terapéutico de primer orden.

 

Necesitamos estar conectados a los campos energéticos de la Tierra. Estar con los pies descalzos en contacto con la tierra incrementa la vitalidad y puede prevenir numerosas enfermedades.

Algo tan sencillo como estar descalzos en la tierra que parece que solo los niños saben su poder, ya que siempre que pueden se descalzan.

Se ha demostrado que tocar la tierra con los pies desnudos, permite al cuerpo reequilibrar sus cargas eléctricas, y esto es básico para mantener la vitalidad y la salud.

Sal al aire libre, permite que todos tus sentidos estén cada vez más presentes. Respira la energía del aire y siente como te renuevas interior y exteriormente.

Estos meses de confinamiento he sido aún más consciente de lo que necesitaba estar en contacto con la naturaleza, de hecho cuando podíamos salir era al primer sitio que iba cada día... y ponía mis pies descalzos... y daba las gracias.

Este ejercicio que comparto con vosotros está hecho con todo el cariño y amor para que os animéis a sentir como la naturaleza sana.

Este es mi regalo... que lo disfrutéis

Un abrazo de amor

Sonia

Lo podéis escuchar desde aquí o descargarlo 

 

 

Suscríbete a nuestro canal de youtube y recibiras todas las novedades de nuestros vídeos

 

 

 

Imprimir Correo electrónico

Recibe nuestras Noticias

Introduce tu nombre y email recibirás artículos, ejercicios y nuestras actividades. :O)
Estoy de acuerdo con el Términos y Condiciones
We use cookies

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.